top of page
  • Foto del escritorStanza Musical

Womad Cáceres hace historia un año más



Cáceres ha disfrutado un año más de una nueva edición del festival Womad el cual que quiso poner el énfasis en la música y la diversidad cultural que supone este certamen ideado por Peter Gabriel hace más de treinta años, y que trae a la capital cacereña una veintena de artistas de más de diez países.

Una ciudad que durante cuatro días "celebra la belleza del mundo que compartimos", ha dicho el director Womad Reino Unido, Chris Smith, que ha subrayado que "nunca el mundo ha necesitado más a Womad que ahora", en alusión a las guerras y al mensaje de paz y solidaridad que este certamen representa.

El cartel de este año trajo voces procedentes de países como Mali, India, México, Jamaica, Reino Unido, Japón, Alemania, Portugal, Palestina y, por supuesto, España.

Durante tres días, en los escenarios de la Plaza Mayor, la de San Jorge y Santa María del casco antiguo cacereño, se han escuchado melodías de todos los continentes, y en otros espacios de la ciudad hubo talleres dirigidos a familias, lecturas para los más mayores, proyección de documentales, teatro, danza, gastronomía y mercado de artesanía.


Los extremeños Tiempo al Tiempo fueron los encargados de abrir esta edición en el escenario de la Plaza Mayor. Seguido de ellos a las pudimos disfrutar de la dulce voz de Lura, que viaja desde Portugal y Cabo Verde. Y para rematar la noche los mexicanos Son Rompe Pera pondrán el sonido más clásico y orgánico de su tierra centrándose en la marimba (su instrumento más característico) y haciendo un sonido con su punk distintivo, por que para ellos la cumbia y el punk son igual de importantes.

El público enloqueció con ellos y lo mismo podías ver parejas bailando al son de esas cumbias o momentos de pogo total. “Cumbia buena”, “Cumbia Algarrobera”, “Reina de las Cumbias” son más clásicas y, dentro de lo que cabe tradicionales, pero F.O.O.S. con ese final acelerado o las versiones de “El Ojo Blindado” de los argentinos Sumo o el “Matar y Morir” de Decibelios, fueron hasta peligrosas. Acabaron con una coreada versión del clásico “Cariñito”.


En la segunda jornada del Womad pudimos disfrutar de una gran variedad de actuaciones, todas ellas muy distintas, y de lo más interesantes. Comenzaba así el viernes con la actuación de Chloé Bird seguido de Afriquoi con quienes daba comienzo la fiesta.

En la Plaza San Jorge, disfrutamos del trío femenino de Japón, y lo más exótico del festival, Mitsune que con sorprendente trajes muy coloridos y con las caras maquilladas nos trajeron un repertorio que se compone de temas de sus dos discos, una mezcla de composiciones originales y de interpretaciones particulares de canciones tradicionales, pero con un sentido de la diversión. Como ellas dijeron “la música es un lenguaje universal” y en Womad eso es una ley básica para un público que se lo pasó en grande con la extravagante banda.

Después pasamos a un cambio musical total con Shirley Davis & The Silverbacks. Quien nos cantó con un poderío y una mezcla de soul moderno y funk clásico, acompañada de una banda cómplice y efectiva.

Su repertorio de compuso de canciones como “Wild Girl”, “Love Insane”, “Two Worlds” y la emotiva versión del “We the People are Darker than Blue” de Curtis Mayfield.

Otro contraste musical para ver a Marala. Brillante muestra de esas nuevas miradas a la música tradicional. Su propuesta es valiente, porque se presentan ellas tres solas en el escenario y con un espectáculo muy pensado para el directo. Escuchamos canciones como “Testament”, “Estic anticuà”, la preciosa “Ramo verde” y “Disimula” con el que acabaron.

Y para terminar la noche  Asian Dub Foundation que siempre tienen un éxito rotundo. En esta ocasión venían celebrando la gira de su treinta aniversario. No dudaron en regalarnos un setlist del que esta claro que no podian faltar canciones como “Mindlock”, “Flyover” y “Naxalite” que hicieron que toda la plaza se revolucionara y acabando con “Fortress Europe” y “Rebel Warrior” las cuales fueron de traca.



La última jornada la comenzó la cacereña y flamenca Míriam Cantero. Hizo una pre-presentación del que será su primer disco “Maestras”, un homenaje a las grandes maestras del cante y de la canción nacional e internacional. Demostró que es una excelente cantaora y muy buena conocedora del flamenco, pero cuando se convierte en cantante, no destacó tanto.

Tras ella se subieron al escenario otros que jugaban en casa, LK Funk. Una banda con dos guitarras, bajo, batería y dj, más dos raperos. A esas horas aún apretaba el sol, pero a pesar de la frescura de su música, con ellos la temperatura aún subió más.

Uno de los platos fuertes de la jornada fue la actuación de Mr. Kilombo, un experto en elaborar canciones que conectan de manera inmediata con el público y capaz de trasladarlo sin fisura en sus directos. Nos regaló un directo de lo más emotivo con canciones como “Huye”, “El resto puede esperar”, “Cortocircuitos” o “La verdad”. Pero lo más especial fue ver como se quedaba solo cantando “En plena calle” o la preciosa “Cabecita loca” con toda la plaza coreándolas.

Tras la actuación de Mr. Kilombo, actuaba Ta Dhom Project, un grupo de hip hop procedente de India creado por Viveick Rajagopalan, que ha sido pionero en crear un sonido de género bending y lo que comenzó como un experimento social se ha ganado varios elogios en la India y en todo el mundo. En 2019 actuaron en Womad Reino Unido y se ganaron una aparición en el programa Arts Hour de la BBC.

En la Plaza de San Jorge nos encontramos al dúo O. procedente de Londres y compuesto por el saxofonista barítono Joe Henwood y la baterista Tash Keary. Ambos derrocharon energía en el concierto la cual se mezclo sin duda alguna entre los asistentes alli presentes.

El punto y final a los conciertos de esta trigésimo primera edición de Womad Cáceres lo puso en la Plaza Mayor el grupo palestino de hip hop DAM, que significa "eterno" en árabe, y que está compuesto por Tamer Nafar, Suhell Nafar y Mahmood Jrere. Fueron uno de los primeros en rapear en árabe y su música es una fusión única de Oriente y Occidente, que combina un ferzo rap árabe con ritmos y melodías de Medio Oriente y los ritmos palpitantes del hip hop urbano.




El festival Womad Cáceres hizo el cierre el domingo con su 31ª edición y con la cifra de más de 107.200 asistentes y "escasos incidentes" registrados, tras tres días de conciertos en la Plaza Mayor y zonas aledañas de la capital cacereña.

El éxito de esta edición no solo se refleja en la satisfacción de los asistentes y artistas, sino también en el impacto positivo en la comunidad local y el entorno urbano de Cáceres, haciendo de este festival un ejemplo a seguir en términos de organización y respeto ambiental.

Y desde Stanza Musical estamos deseando que llegue ya la próxima edición porque no nos la queremos perder!

No te pierdas nuestro video resumen de lo que fue Womad Cáceres 2024 en este link! https://www.instagram.com/reel/C6_powAKO0f/




Comments


bottom of page